Picadora de Carne Manual, 5 Razones Por la Que Son Mejores Que Las Eléctricas

En la actualidad, cada día son más las personas que compran una picadora de carne para sus hogares. Estos increíbles artefactos te garantizan la frescura de una amplia gama de productos que tú mismo procesas. En el mercado es posible encontrar picadoras de carne eléctricas y manuales, veamos entonces las 5 razones por la que estas últimas son las mejores.

Picadora de carne manual, ¿son mejores que las eléctricas? Si, te explico él porque:

1. Son más baratas

Lo primero que salta a la vista al comparar una picadora de carne manual con una eléctrica es desde luego es el precio. Las picadoras de carne manuales son por mucho más baratas y requieren un mantenimiento menos costoso. Aparte su uso no incide en el consumo eléctrico de tu casa.

De hecho, en caso de una avería los repuestos de una moledora de carne eléctrica son bastante caros, mientras que los de una picadora de carne manual son muy baratos.

2. Más seguras (menos peligrosas que las eléctricas)        

Al comparar las picadoras de carne manuales son más seguras dado a que hay un menor riesgo de accidentes. Al ser tú mismo quién imprime la fuerza para accionarla puedes pararla de inmediato.

Por otro lado, los motores de las picadoras eléctricas se calientan al poco tiempo de usarlas. Si este tipo de picadora no incluye un sistema de pagado de emergencia por sobrecalentamiento corres el riesgo de fundir el motor.

Por último, tenemos el factor de la estabilidad de la picadora manual que resulta superior, en especial en los modelos que se atornillan. Estos ofrecen una alta estabilidad cuando se usan, algo que nunca podrá ser igualado por una moledora de carne eléctrica, aún si tuviese bases antideslizantes.

3. Más cómodas de usar (sin cables) 

Las picadoras de carne manuales contienen un conjunto de piezas comunes cuyo montaje y desmontaje sea sumamente simple, luego con girar la manivela empezarás la molienda. Con las máquinas eléctricas para picar carne tenemos que hacer el montaje, enchufarla y después guardarlas lo que resulta algo engorroso.

Además, son pocas las picadoras eléctricas con sistema recoge cable, por lo cual tiende a ser algo fastidioso el sacar del armario, montar, usar, desmontar, lavar y guardar.

4. Son más fáciles de limpiar (en el 90% de los casos)      

Al tener pocas piezas la limpieza de las máquinas trituradoras de carne manuales simplifica el proceso de limpieza. Por otro lado, las piezas, en el 90% de los casos están recubiertas con un acabado galvanizado o son de acero inoxidable, por lo que no presenta puntos de oxidación ni corrosión al lavarlas con agua corriente. Si se encuentran fijadas por tonillo, simplemente usa un cepillo para lavar el cuerpo de la máquina por dentro.

5. Son más «bonitas» estéticamente  

Quien no recuerda la moledora de carne manual de la abuela en su cocina. Realmente este diseño que podemos llamar tradicional es el mismo de antaño. Se mantiene así por una simple razón: funciona y lo hace muy bien. Las picadoras eléctricas por lo general no resultan atractivas visualmente.

Picadoras de carne recomendadas

Conclusión y punto final sobre las picadoras de carne manuales       

Al realizar una comparativa entre las picadoras de carne eléctricas y las manuales hay que reconocer que las primeras ofrecen una mayor comodidad y menos “esfuerzo”. Pero esto tiene un costo bastante alto. Las picadoras eléctricas de carne resultan mucho más delicadas y si una pieza se rompe o avería probablemente deberás tirarla al basurero.

Las picadoras manuales de carne son fáciles de usar, baratas, resistentes y pueden funcionar en cualquier lugar o condición, lo que las hacen superiores en todo aspecto.

Deja un comentario